CROQUETAS

CROQUETAS DE GAMBAS AL PIL PIL

5.3.18 Isabel Reina Cocina con Reina 4 Comentarios


Hace poco me comentó una chica que todas las recetas que veía de croquetas eran de mucha cantidad, y que a ella, inexperta en la cocina, le costaba mucho trabajar la masa de la bechamel.
Es verdad que las croquetas son laboriosas, es por eso que merece la pena arremangarse  y hacer una buena cantidad, congelar y demás.
Pero pensando en esta chica y en otras, estas croquetas de gambas al pil pil se hacen muy bien porque he reducido las cantidades, se hacen en una sartén mediana y se trabaja la bechamel sin mucho trabajo, deciros que de sabor, según mi hijo, están brutales.




Salen alrededor de 30 croquetas (que no está mal)

Necesitamos:

250 gr. de gambas frescas arroceras
Media cebolla
50 ml. de aceite de oliva virgen extra
60 gr. de harina de trigo
400 ml. de leche
Sal
2 dientes de ajo
Pimentón de la Vera, el mio es agridulce
Huevo y Pan rallado para rebozar

Preparación :
Lo primero que haremos será pelar las gambas.

Ponemos en un cazo los 400 ml. de leche y añadimos las cáscaras y cabezas de las gambas, ponemos a cocer y cuando empiece a hervir, apartamos y dejamos infusionar.
Podemos poner las gambas peladas en una tabla de cocina y cortar por  encima con un cuchillo, a mi me gusta encontrar los trozos en las croquetas, también podéis meterlas en una picadora.
Ahora hacemos las gambas al pilpil, ponemos en una pequeña sartén dos cucharadas de aceite y los dos dientes de ajo picados, cuando empiecen a tomar color, añadimos las gambas, rehogamos y añadimos el pimentón removiendo rápido pues si se quema amarga, apartamos aunque no estén listas de cocción las gambas, ya que terminarían de hacerse en la bechamel.

Para hacer la bechamel ponemos los 50 ml de aceite y sofreímos a fuego lento la media cebolla picadita.
Una vez la cebolla pochada, añadimos la harina y removemos que se una con el aceite, a continuación añadimos la leche con un colador, y vamos trabajando la bechamel, debemos ir cociendo y removiendo para quitar los grumos, una vez lista añadimos las gambas al pilpil, probamos de sal y rectificamos si fuera necesario.

Sabemos que la bechamel está lista cuando empiece a despegarse de la sartén.

Ponemos en un recipiente la bechamel o como yo, que la pongo en una manga pastelera, y dejamos unas horas que la masa enfríe.

Damos forma a las croquetas y rebozamos con huevo batido y pan rallado, freímos en abundante aceite caliente.



Todo es croquetable, así que deja volar tu imaginación y haz las croquetas del ingrediente que mas te guste!

También podrían interesarte

4 comentarios:

  1. Y yo no dudo que estén brutales porque el aspecto es buenísimo y los ingredientes y las manos de la cocinera están a la altura

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Del mundo de las croquetas me gustan todas! Estas supongo que durarían un suspiro en tu casa, se ven deliciosas!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Brutales es poco....!! Tu hijo, a mi entender, se queda corto...yo más bien diría que están de miedo. Para mi, una de las más deliciosas croquetas que pudieron inventar....por cierto, las has bordado...
    Besitos desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  4. Vaya delicia! Te han quedado perfectas. Un placer como siempre visitarte. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mi, así que no te vayas sin decirme si te ha gustado esta receta.
Este blog no publica comentarios anónimos.