PATATAS EN BECHAMEL CON HUEVO DURO

septiembre 10, 2019 | 4 Comentarios


Este mes La cocina typical spanish me había elegido como anfitriona, tenía que elegir tema o ingrediente para que hiciéramos una receta, lo tuve claro desde el principio, el formato televisivo con el que yo había aprendido a cocinar, Con las manos en la masa, no se si describirlo un programa de cocina o un programa cultural, pues por allí pasó todo lo mejor de la época referente a la música, el teatro, la literatura....siempre acompañado de una entrevista con la gran Elena Santoja.
Mi elección ha sido un personaje del teatro al la que yo le tenía una admiración especial, como una persona tan pequeñita podía transmitir tanto, hablo de la gran Rafaela Aparicio, con su peculiar voz y su gracejo andaluz, para mas señas de Marbella, grandes obras de teatro y grandes películas acompañan la biografía de esta gran pero pequeña mujer, en este programa preparó unas patatas con bechamel y huevo duro, y plato humilde, barato y sencillo de la época, con pocos ingredientes y que yo he preparado con todo mi cariño, con algunos cambios en la preparación por eso de aligerar calorías, espero que os guste #siemprequevuelvesacasaTS

Necesitamos:

3 patatas medianas
2 huevos
1 cebolla pequeña
1 calabacin
150 de leche
Sal y Pimienta
Nuez moscada
Aceite de oliva virgen extra
Queso para gratinar

Preparación:

Primero ponemos los huevos a cocer, alrededor de 10/12 minutos con agua hirviendo y un poco de vinagre para facilitar el pelado, dejamos enfriar pelamos y troceamos, reservamos.

Pelamos las patatas y troceamos como para tortilla, en la receta original van fritas, yo las he puesto en microondas en una fuente con un hilo de aceite, tapado con plástico film durante 6 minutos a máxima potencia.

Mientras hacemos la bechamel, ponemos un poco de aceite en un cazo y sofreímos la cebolla picadita, añadimos el calabacín y rehogamos que quede bien pochado, añadimos la leche, los condimentos, sal, pimienta y nuez moscada, cocemos unos minutos y trituramos con la batidora, nos queda con la textura de la bechamel.

Ponemos las patatas en un recipiente apto para el horno, añadimos por encima los huevos cocidos, la bechamel de calabacin y cubrimos de queso, gratinamos unos minutos a 200º, hasta que veamos el queso dorado.



Como veis es un plato sencillo que seguramente llevaba pocos ingredientes por las economías de la época, pero se me ocurre que con unos trocitos de jamón, atún desmigado, o un poco de bacon tiene que quedar muy bien.

Me gustaría invitaros a ver el magnifico recopilatorio AQUÏ


4 comentarios:

  1. En primer lugar darte las gracias por hacerme recordar mis inicios en la cocina y hacer que las más jovencitas descubran a Elena Santonja y como nos enseñaban a cocinar, que hayan descubierto platos tan sencillos y tan ricos a la vez como por ejemplo el que has elegido tú. Felicidades has sido una anfitriona de diez. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Un plato fantástico pena que estoy con el azúcar alto.Muchas gracias.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Mi hija que se come la bechamel a cucharadas seguro que le encanta el plato. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Fabulosa receta. Se ve realmente deliciosa. Muchísimas gracias Isa por escoger este tema para el mes de septiembre. Has sido una anfitriona de lujo. Enhorabuena!! Besitos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mi, gracias!
Puedes seguirme en Instagram @isareinacocinaconreina