PASTEL DE VERDURAS AL HORNO


Qué tiempos mas dificiles estamos viviendo, cada uno y cada casa con sus circunstancias, sobre todo cuando hemos estado en pleno confinamiento ha sido muy duro.....
Estando en casa he tenido tiempo mas que de sobra, hemos visto series, peliculas, documentales y todo lo habido y por haber...también he seguido a algún que otro cocinero que nos ha dejado muchos de sus secretos de cocina dignos de agradecer.
 Lo malo de muchas de estas recetas era que tenían ingredientes complicados de tener en casa y teniendo en cuenta que he salido a comprar cada diez días.... al final me quedo con las recetas fáciles y con ingredientes que se tienen o que se pueden ir cambiando, eso le pasa a este pastel de verduras, que puedes usar las que tengas en el cajón, o las que necesites gastar.
Yo encima lo he hecho algo mas saludable, sustituyendo la nata original de la receta por la leche de coco, mas sana por ser vegetal, y que hace la misma función que la otra, unir la mezcla.
Vamos a por la receta!

Necesitamos:

1 calabacin
1 zanahoria
1 puerro
1 tallo de apio
3 huevos
200 ml de leche de coco
Sal y Pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Pan rallado para el molde (opcional)

Preparación:

Picamos las verduras pequeñitas, empezamos a sofreír el puerro con la zanahoria que son los mas duros, salpimentamos, añadimos el calabacin y el apio, seguimos sofriendo hasta que quede bien hecho.

Mezclamos la leche de coco con los huevos y batimos bien, salpimentando.

Los moldes siempre han de engrasarse, aunque sean de silicona que no es necesario, os garantiza y desmoldado mas fácil y protege el molde .

Con un poco de aceite o mantequilla, lo engrasamos, después espolvoreamos con un poco de pan rallado.

Ponemos las verduras cocinadas en el fondo repartiendo bien, a continuación echamos la mezcla de huevos y leche y metemos al horno que lo tendremos precalentado a 160º, cocinamos alrededor de 35 minutos, pinchamos para ver si está hecho y dejamos dentro del horno unos diez minutos, ya con el horno apagado.



Como decía antes, se pueden usar las verduras que tengamos, añadir o quitar, también podemos poner unas cucharadas de queso rallado a la mezcla de huevos y leche de coco.

Podemos usar nata de cocinar, la receta original la lleva.
También podemos poner algo de proteína como un resto de pollo o un poco de atún.

ENSALADA DE PEPINO Y ALGA WAKAME


Hoy os propongo esta ensalada de pepino y alga wakame que  es ideal para el verano, además de ser ligera y fácil de hacer, está llena de nutrientes y propiedades derivadas de las algas.

Esta ensalada la he preparado para  Marbella Gastronomía, en este portal encontrarás toda la información gastronómica de Marbella y sus alrededores, tendrás información de  los mejores sitios desde restaurantes de lujo hasta bares de tapas tradicionales.
Marbella tiene un amplío abanico de restaurantes de todas las nacionalidades, así que si sigues este portal estarás al día de todas las novedades.
También podéis seguirlo en instagram 

Aunque las algas son originarias de Asia, ahora podemos encontrarla facilmente en cualquier supermercado, bien sean frescas o congeladas, y muy asequibles de precio.
Se pueden integrar muy bien es nuestra cocina mediterránea, de hecho, esta ensalada se adereza con aceite de sésamo pero yo hago una fusión añadiendo nuestro oro liquido como es el aceite de oliva virgen extra, en este caso con #saboramálaga.

Necesitamos:

Dos pepinos
Alga wakame
Sésamo
Tomates cherrys
Aceite de oliva virgen extra
Sal rosa del  Himalaya

Preparación:

Pelamos el pepino dejando parte de su piel verde, cortamos en rodajas con mandolina o a cuchillo.
Extendemos las rodajas, partimos los tomatitos y rodeamos, cubrimos de sal, semillas de sésamo y algas, con un hilo de aceite aderezamos la ensalada.



Las algas wakame están llenas de calcio y yodo, además contienen vitamina B, tienen muy pocas calorías, por lo que para las dietas son ideales. además son antioxidantes y antiflamatorias. 



TARTA DE QUESO Y MERMELADA DE MORAS


He hecho esta tarta varias veces  y me he dado cuenta de que no la tengo publicada! y mira que está rica y es facilita, se basa en mezclar los ingredientes y hornear, eso si, tiene su puntito de horneado para que nos quede cremosa, y es que a la hora de sacarla, digamos que tiene que estar "bailona" por el centro, no creas que está sin terminar, esta tarta necesita mucho reposo antes de comerla, y se termina de cuajar ella solita...

He usado un molde de 22 centímetros.

Necesitamos:

4 huevos
1 tarrina de marcarpone
1 tarrina de queso crema
1 cucharada de harina de maiz
200 gr. de azúcar
250 ml de nata de montar
1 cucharada de vainilla, si es muy concentrada usar menos
Mermelada de moras

Preparación:

Lo primero será encender el horno, y preparar el molde, usaremos un papel de hornear al que previamente mojaremos debajo del grifo, arrugaremos y estrujaremos, después lo metemos en el molde abierto y estirado, lo que sobra déjalo porque esta tarta sube mucho y así no se desborda.

Ponemos todos los ingredientes juntos y batimos con batidora o robot de cocina, debe queda una crema lisa de grumos.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 45 minutos a 180º, si vemos que se dora mucho la  superficie abrimos el horno y ponemos un papel de aluminio.

Pasado el tiempo, apagamos el horno y dejamos la tarta dentro como 10 minutos, la sacamos y la dejamos tapada en la encimera hasta que enfríe,

A mi me gusta mas dejarla para el día siguiente, así que una vez fría la meto en la nevera que cuaje bien.

Con ayuda del papel, la sacamos del molde al plato donde vayamos a servirla, cubrimos con una buena mermelada de moras y adornamos al gusto, yo suelo tener frutos rojos congelados, en este caso tenía unos arándanos y eso puse.





Esta tarta es deliciosa por si sola, así que podéis prescindir de la mermelada, o poner la que mas os guste.

Acompañada de una bola de helado de vainilla o con dulce de leche también está muy rica

Los tiempos de horneado varían mucho, se debe pinchar con un palito de madera por el borde, si sale seco ya se puede apagar aunque veamos el centro blando.
Yo que no soy muy amante del queso, mas bien nada, he tuneado esta tarta para darle mi toque personal, que es haber mezclado el mascarpone con el queso crema, podéis  hacerla todo de queso crema, a vuestra elección.





ESCALIVADA



Este mes volvemos al reto de La cocina typical spanish, aunque  todos estamos un poco chof con todo lo que estamos viviendo, hay que intentar aparentar normalidad, que por supuesto no la hay.
Tenemos como anfitriona a Catina y yo no quería dejar de participar, ella como buena murciana ha elegido el tema  ensaladas y es que en su comunidad me consta que  hay unas verduras muy buenas porque mi hermana vive allí, esta ensalada de verduras asadas es típica del levante español, en Cataluña, Valencia y Murcia se consume mucho, la palabra escalivada viene de escalivar, que es asar en rescoldo, y es que en la antiguedad se asaban en las brasas del fuego.
También se hace envueltas en papel de aluminio y se entierran en las cenizas del fuego.

Con el hastag #laalegriadelahuertaTS  espero que os guste el recopilatorio que se puede ver pinchando AQUÏ

Necesitamos:

1 Pimiento verde de asar
2 Pimientos rojo de asar
1 cebolla grande
2 berenjenas
Vinagre
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Cómino (opcional)

Preparación:

Encendemos el horno a 200º mientras preparamos las verduras, las lavamos y secamos bien, los pimientos sería bueno pasarles un poco de aceite ya que ayudará a pelarse mejor, yo me echo unas gotas en las manos y lo restriego, así entra en todos los huecos.

Ponemos en la bandeja del horno todas las verduras y las hacemos a 200º durante 45 minutos, dando la vuelta a mitad del tiempo de horneado.

Pasado los 45 minutos, apagamos el horno y dejamos unos minutos dentro con el horno apagado, cuando atemperen un poco, sacamos las verduras a un recipiente que podamos tapar, bien sea un tuper, una olla, lo que necesitamos es que con el calor las verduras "suden" así se pelaran muy bien.

Cuando estén frías les quitamos la piel y hacemos tiras, las podemos poner todas juntas aliñadas o bien como mi presentación y cada uno come lo que le gusta.

El vinagre hará que aguanten bien varios días en la nevera.

Podemos acompañarla de melva, bacalao ahumado, o acompañando carnes a la plancha, o de barbacoa.






BIZCOCHO DE NARANJA EN CAZUELA-HORNO


Me encantan los bizcochos, es raro la semana que no preparo uno, es mi dulce preferido, no hay nada mejor que un simple y humilde trozo de bizcocho,  bien preparado para mi supera cualquier cup-cakes, la verdad.
Cada vez que uso la cazuela-horno recuerdo como mi madre (poco repostera) preparaba los bizcochos, incluso la recuerdo asando pimientos en ella!
La mía es un regalo muy preciado para mi, pues me evita encender el horno ya que tengo un problema en los ojos y ese calor me viene fatal.

De paso os recuerdo que estos recipientes sirven para vitrocerámica que seguro alguna la tiene olvidada pensando que no sirve y si, también mas abajo os pongo un enlace a Amazon por si os interesa comprarla, los bizcochos quedan muchisimo mas jugoso en estas cazuelas que en el horno y de alto ya ni te cuento.

Este bizcocho se lo he regalado a un gran amigo que además me trae unos nisperos deliciosos!

Necesitamos:

1 Naranja
3 huevos medianos
200 gr. de azúcar
100 ml de aceite, yo pongo oliva suave, podéis usar girasol
1 yogurt, yo uso cremoso 0%
250 gr. de harina de trigo
1 sobre de levadura
Una pizca de sal

Preparación:

Para preparar este bizcocho solo necesitas una batidora, yo como tengo thermomix lo he preparado con ella pero no es necesaria.

Siempre empiezo por preparar el molde, como siempre bien engrasado con un poco de mantequilla y después espolvorear un poco de harina, sacudiendo el exceso sobre el fregadero con el molde bocaabajo.

Pesamos todos los ingredientes y los tenemos a mano, en un bol ponemos la harina junto la levadura y la pizca de sal.

La naranja vamos a pelarla con un pela verduras, necesitamos la parte naranja pero no la blanca, de hecho, después de sacar la cáscara pelaremos la naranja y ya nos quedamos con la pulpa.
La parte blanca amarga y es indigesta, aunque en la mayoría de las recetas de bizcocho de naranja  se echa entera, yo no.

Ponemos el azúcar, los huevos y la cáscara de naranja, junto con la pulpa de la naranja.
Programamos 3 Minutos 37º Velocidad 5

Añadimos el aceite y el yogurt
Programamos 15 Segundos Velocidad 3

Añadimos la mezcla de harina, sal y levadura
Programamos 15 Segundo Velocidad 3

Abrimos vaso, bajamos restos de vaso y tapa y terminamos de mezclar bien con una lengua de silicona.

Echamos esta mezcla en la cazuela-horno, ponemos el soporte base en la vitro y encima nuestra olla.

5 minutos fuego medio alto ( mi vitro del 1 al 10) al 7
40 minutos fuego bajo, al 2

Pasado este tiempo pinchamos para ver si está hecho y dejamos 5 minutos antes de desmoldar.

Para desmoldar pasamos un filo de un cuchillo y cuando veamos que se despega bien ponemos un plato y damos la vuelta.

A mi me gusta dejarlo enfríar sobre una rejilla.















Si no tienes batidora, haz los mismos pasos y el mismo tiempo pero usando la batidora o robot que tengas.

Si quieres hacer este bizcocho en el horno, recuerda precalentar mientras lo preparas, como siempre engrasar bien el molde, y una vez dentro, a 180º, hornear alrededor de 35 minutos, pincha y ya ves si necesita unos minutos más.
Recuerda no abrir nunca el horno durante los primeros 25 minutos de horneado, el bizcocho se bajará y ya no sube.

SOLOMILLOS DE PAVO EN SALSA DEL CUÑADO



En mi familia siempre estamos en contacto pero estos días mucho mas, la verdad es que me siento arropada, entre la familia y los amigos, los grupos de wasap.... esto de la tecnología ayuda mucho a sobrellevar esta dichosa cuarentena en la que llevo un mes sin ver a mis hijos.

Mis tías nos animan a decir qué se come en cada casa con fotos incluidas, y este plato lo puso mi hermana Rocío, al preguntar qué era eso con tan buena pinta me dijo que lo había preparado mi cuñado, Pepe Bernal, un murciano que por lo que veo en las fotos cocina muy bien, esto del confinamiento que descubres cosas que no sabías....

Necesitamos:

2 solomillos de pavo, cada uno pesa alrededor de 400 gr.
Aceite de oliva virgen extra
Sal y Pimienta
1 clavo
1 hoja de laurel
1 pimiento verde
1 cebolla grande o dos pequeñas
2 dientes de ajo
Medio vasito de vino
Medio vaso de caldo o agua con pastilla de caldo
Tomillo
Perejil

Preparación:

Salpimentamos los solomillos y pasamos a dorarlos en una cacerola con aceite de oliva, los doramos por ambos lados y los sacamos a un plato.

En ese aceite sofreímos el ajo, la cebolla y el pimiento, picado todo, lo vamos sofriendo, añadimos el clavo y la hoja de laurel, cuando esté pochado, volvemos a poner la carne, echamos el vino y dejamos evaporar el alcohol, añadimos el caldo y tapamos para cocer 40 minutos, damos la vuelta de vez en cuando.

Pasado este tiempo, sacamos la carne y el caldo con el sofrito lo pasamos al vaso de la batidora y trituramos, volvemos a ponerlo todo en la cacerola, añadimos el tomillo y el perejil, probamos y rectificamos de sal, damos una cocción de 10 minutos y lo tenemos listo.

Le viene muy bien unas patatas fritas, yo he preparado un puré de patatas por eso de hacerlo mas ligero.





Mi cuñado Pepe lo hizo con pechuga de pavo, yo sólo encontré solomillo pero a no ser que varíe mucho el peso la preparación es la misma.



VASITOS DE CREMA DE MASCARPONE Y FRESAS



El catador no está acostumbrado a ir a comprar, y en estos días que no salimos, aprovechamos si uno sale para hacer recados del otro.
En este caso él tenía que salir y yo no tenía apenas fruta y en mi casa eso no se perdona porque yo soy muy frutera, me gusta tener poca pero mucha variedad, así como de toda sin cansarme....
Pero claro, tráeme unas fresas, unos platanos...... 2 kilos de fresas! para dos personas!

En fin que mira que me gustan pero ya cansa, así que me acordé de unos vasitos que le vi a Juanan y que se hacen en un momento y os prometo que están deliciosos.

Salen alrededor de 5 o 6 vasitos dependiendo del tamaño de vaso que uséis.

Necesitamos:

1  tarrina de queso mascarpone
70 ml. de leche condensada
1 cucharadita de zumo de limón

300 gr. de fresas
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de limón

75 gr. de galletas, yo uso Lotus, podéis poner tipo Digestive
40 gr. de mantequilla

Preparación:

Picamos las fresas en trocitos y ponemos el azúcar y el limón, dejamos macerar.

Ponemos la mantequilla en el microondas solo unos segundos para derretir, con una picadora molemos las galletas y mezclamos con la mantequilla.
Ponemos en los vasos una cucharada de esta mezcla, sin aplastar no hace falta.

En un bol mezclamos el queso mascarpone con la leche condensada y el limón, hacemos una crema y repartimos en los vasitos, terminamos con una cucharada de las fresas que teníamos macerando.

Dejamos reposar en la nevera hasta la hora de comerlos,

Es un postre rico y fresco que no empalaga nada, podemos decorar con una fresa entera o unas hojas de menta o hierbabuena.


Se puede sustituir el queso mascarpone por queso crema.
La calidad de la galleta es importante siempre que van en la base de un postre o tarta, no uses una galleta tipo María porque hay una gran diferencia.
Se puede preparar un día antes, estará delicioso.



ARROZ DE CONEJO Y POLLO




Este plato debería llamarse paella de conejo y pollo, pero es un atrevimiento por mi parte teniendo en cuenta que empiezan los valencianos a cuestionar si la verdadera paella lleva este o otro ingrediente.
Este es mi arroz de un domingo cualquiera, en una época de pandemía donde sólo salgo a comprar una vez en semana y los ingredientes son los que son y los que hay.
He puesto cantidades para tres raciones, aunque estamos los dos solos, pero al catador le gusta mucho el arroz y repite plato para la cena, si, he dicho bien, creo que esa pista da lo rico que sale no?

Necesitamos:

4 o 5 trozos de conejo troceado
4 o 5 trozos de pollo troceado
8 judías verdes
1 alcachofa
2 tomates maduros
2 diente de ajo
Medio pimiento rojo
3 cucharadas de vino blanco
1 cucharadita de pimentón
180 gr. de arroz
450 ml. de caldo
Colorante, yo uso cúrcuma
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Preparamos todos los ingredientes, la carne que esté limpia, y las verduras peladas, con los restos de las verduras ponemos una olla con 500 ml de agua y hacemos el caldo, una vez que hierva se queda en lo justo que necesitamos para la cocción del arroz.

Ponemos en una cacerola un buen fondo de aceite, tenemos que freír la carne que quede bien dorada.

Cuando esté lista añadimos las judias verdes cortadas y la alcachofa, damos unas vueltas y echamos el pimiento rojo a tiras, ponemos a fuego medio que se vaya haciendo.

Mientras los tomates y los ajos los picamos, yo lo meto en una picadora y listo.

Cuando veamos el pimiento casi hecho añadimos los tomates y lo dejamos rehogar 5 minutos, ponemos el pimentón y sal, que hasta ahora no hemos puesto, ponemos el vino y dejamos evaporar a fuego lento y de paso se va terminando de cocer las carnes, si fuera necesario ponemos unas cucharadas de agua, para que cueza unos diez minutos.

Añadimos el arroz y rehogamos, ponemos el caldo, cuando empiece a hervir probamos de sal y rectificamos,  cocemos los minutos que nos ponga el arroz que usemos, el mio tarda 18 minutos.






Suelo usar arroz bomba, dependiendo de la marca admite un tiempo y una cantidad de  caldo que suele venir detallado  en el paquete.

A nosotros no nos gusta el arroz seco, siempre pongo un poco mas de caldo.

PAN iPAN

Pan Ipan

Llevo tiempo investigando el tema del Pan, hacer pan en casa, algo que según leo, crea adicción, desde luego, meter las manos en la masa, ese contacto, es absolutamente indescriptible....
Pero creo que soy muy exigente, y no todos los publíco, comestibles son todos, pero prefiero publicar algo que quién lo haga tenga la garantía que le saldrá bien.

Este pan lo prepare hace mucho tiempo, mas que tiempo años, en el 2014 que ya ha llovido, no lo publiqué porque no hice unas buenas fotos, pero he recordado que salió bastante rico teniendo en cuenta lo fácil que es.
Ahora en esta época de confinamiento que estamos pasando y que no debemos salir a comprar el pan diario, se me ha ocurrido publicar esta receta por si en algo puedo ayudar.
He recibido mensajes de algunas de mis compañera blogueras preguntando mi tardanza en publicar en el blog, la verdad es que estoy bien de salud pero este tema del virus me tiene un poco preocupada y desganada, apenas salgo a la compra y lo que compro son cosas básicas para hacer comidas normales del día a día, espero que esto pase pronto y que haya las menos victimas posibles, lo demás se soluciona antes o después.

Necesitamos:

500 de Harina de fuerza
1 vaso de agua, un vaso normal
1 cucharadita de sal
1/4 de levadura fresca, el paquete trae 25 gr. pues partimos en 4 y usamos una parte

Preparación:

Ponemos en un bol grande, la harina y añadimos el agua,con las manos,vamos mezclando,
hasta hacer una masa,despegamos lo que nos queda entre los dedos, tapamos con un paño de cocina y dejamos media hora.


Añadimos la sal y la levadura,procuramos que no se unan, y volvemos a mezclar con las manos,al menos dos minutos que quede bien mezclado, volvemos a despegarnos la masa de las manos y añadimos al bol.
Y tapamos con un paño una hora.
Ahora metemos el bol en la nevera y esperamos hasta el otro día.

Al día siguiente, sacamos el bol de la nevera, y con las manos húmedecidas en agua,sacamos la bola, sale sola, la  ponemos en la encimera.

Lava y seca el bol donde hemos tenido la masa.
Ponemos una servilleta de papel, y espolvoreamos de harina.
Damos un poco de forma a la bola de pan,con las manos enharinadas,  ponemos en el bol encima de la servilleta, y ponemos el lado mas bonito hacia abajo.

Vuelve a espolvorear la bola con un poco de harina, tapamos con un paño, y dejamos como una hora y media.
Volcar la masa en una cacerola o  molde pirex, quitamos la servilleta, que al llevar harina, sale con facilidad.
Damos unos cortes con un cuchillo de sierra y horneamos
Ponemos el horno a 210º, pasada la primera media hora,quitamos la tapadera a la cacerola,cuidado que quema! y dejarlo 20 minutos mas.
Ya sólo nos queda sacar del horno, y sacar nuestro pan, cuando enfría, cortar rebanadas y comer! la corteza sale crujiente y muy rica!




Los panes no se me dan bien, he intentado hacer masa madre pero no nos llevamos bien y quiere salir.
La levadura, podéis usar levadura seca de panadero pero la proporción viene en el sobre dependiendo de la marca será una u otra, así que es tan fácil como leer el sobre y calcular.

Este pan va con harina de trigo común, pero es mejor siempre hacerlo con harina de fuerza.


Esta receta es del foro panarra y es de los panes en fase "experimental"

BIZCOCHO DE NARANJA EN MICROONDAS


No se vosotros pero yo el microondas lo uso para calentar leche  y descongelar pan, así que cuando vi la pinta de este bizcocho me dije que tenía que probar a hacerlo, tenía mis dudas sobre cómo saldría hasta que vi de quien era  y entonces no tuve dudas, hay blogs que tienen recetas de las que sabes que salen y uno de ellos es de mi querida Julia.

Total que en 5 minutos tienes un bizcocho la mar de resultón y que con el baño de almíbar queda delicioso y jugoso, os aseguro que queda una miga tierna y suave.
Vamos a por la receta!

Necesitamos:

100 gr. de margarina, yo usé Tulipan
100 gr. de azúcar
3 huevos
100 gr. de harina de trigo
30 gr. de harina de almendra o almendra molida
1 cucharada rasa de levadura
Una pizca de sal
La ralladura de una naranja
Para el almíbar
El zumo de dos naranjas
50 gr. de azúcar glass

Preparación:

Rallamos la naranja, cuidando que no sea la parte blanca  (amargaría la receta).
Reservamos.
Pesamos los ingredientes y hacemos el zumo de la naranja, reservamos.
Ponemos la harina en un cuenco con la levadura y la mezclamos.
La margarina la necesitamos liquida, se pone en el microondas en la función descongelar y en unos segundos la tenemos liquida.

En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y la pizca de sal, con unas varillas batimos hasta obtener una crema blanquecina, añadimos la ralladura de la naranja, y la harina de almendras, añadimos la margarina e integramos y por último echamos la harina con la levadura, mezclamos todo bien que nos quede una crema.
Untamos el molde elegido con un poco de margarina, echamos la mezcla y metemos en el microondas 5 minutos, mi microondas va del 1 al 5 y yo lo puse al máximo.

Mientras hacemos el almíbar que lo único que hay que hacer es mezclar los ingredientes y dejar hervir 1 minuto.

Pinchamos el bizcocho para ver que está hecho, si sale mojado el palito de madera, ponemos unos segundos mas.

Sacamos el molde y vamos pinchando el bizcocho ya que vamos a echar el almíbar y queremos que lo absorba bien, echamos este almíbar caliente y dejamos enfriar , ya sólo nos queda sacar el bizcocho del molde y listo para comer!




La receta original lleva en el almíbar mas ralladura de naranja pero yo no le puse.

Imagino que con unas pepitas de chocolate dentro de la masa debe quedar muy bien, yo desde luego pienso repetirlo e ir variando los ingredientes porque me ha resultado muy cómodo hacer este bizcocho en microondas,

Necesitamos un molde de silicona para el microondas




PUDIN DE MELOCOTÓN EL ALMIBAR


Es muy habitual que mis entradas empiecen diciendo que esta receta es fácil, pero es que mis platos suelen ser así, fáciles y rápidos de preparar, así es este pudin que es ideal para cuando tienes una reunión familiar o con amigos,y  que preparas el día antes, por lo que ya el día en cuestión tienes el postre hecho.
Para hacerlo sólo necesitas una batidora y el método de cocción que usaban nuestras madres, el baño maría, que por si no sabes que es, consiste en meter el molde donde va la mezcla a cocinar en otro molde mas grande con agua.

Necesitamos:

4 huevos
1 lata pequeña de leche condensada
1 lata grande de melocotón el almíbar, 400gr. aprox.
80 ml. del almíbar del melocotón
150 gr. de bizcochos, magdalenas o sobaos
Caramelo liquido

Preparación:
Necesitamos un molde de plumcake al que vamos a bañar en bastante caramelo liquido.

Pesa los ingredientes, ponlos todos juntos y batimos bien hasta que no se vean grumos de los bizcochos.

Echamos la mezcla en el molde que tenemos bañado con el caramelo.

Encendemos el horno a 180º .

Ponemos una fuente con agua y dentro metemos el molde con la preparación, y tapamos este con papel de alumino,

Lo tendremos alrededor de 45 minutos en el horno y pasado ese tiempo pinchamos con un palito, quitamos el papel de aluminio y dejamos unos minutos mas que seguramente lo necesite, si no es así sacamos y dejamos enfriar en la nevera hasta el día siguiente.

Desmoldamos y decoramos a nuestro gusto, podemos poner guindas o restos de melocotón.
También le pega mucho la nata montada.



Consejos:
El melocotón en almíbar no es un producto caro, entre una buena marca y una marca blanca no hay mas de 40 céntimos de diferencia y te aseguro que merece la pena invertir en una buena marca que nos aportará sabor.
Por supuesto que es mucho mejor comprarlo en  almíbar que en su jugo, es un dulce y debe quedar dulce.
Podemos hacer el caramelo liquido en casa pero es delicado de hacer si no tienes precaución se puede quemar y amargar o quemarte tú que es peor.
Los dulces hechos en moldes con caramelo se desmoldan sin ninguna dificultad.


TORTILLA DE LECHUGA VERDE


Este mes las chicas de La cocina typical spanish nos retaban a hacer un clásico de la cocina mas tradicional, la tortilla.
En mi blog tengo ya muchas tortillas, tortilla de atúntortilla de patatas ligera tortilla de espárragos triguerostortilla de salchichas y queso y algunas mas.....  así que no sabía qué preparar, hasta que me acordé de que mi madre me había dicho en una ocasión que ella las hojas mas verdes de la lechuga, que solemos desechar, las cocinaba y las rehogaba con un ajo picado, así que ya tuve mi inspiración,
Como siempre la ideas de nuestras madres y su facilidad para aprovechar todo y en este caso como el hastag dice #dalelavueltaalatortillaTS

Con lo apañada que es una tortilla estoy deseando de ver el recopilatorio AQUÍ

Necesitamos:
Unos tallos de la parte verde de cebollas frescas
Hojas verdes de la lechuga
3 huevos
Sal
Aceite de oliva virgen extra
2 ajos picaditos

Preparación:
Picamos las verduras.

Ponemos aceite en una sartén y añadimos primero los tallos de la cebolla y el ajo picado, sofreímos unos minutos y a continuación añadimos las hojas de lechuga picada, rehogamos hasta que quede bien pochado.


Ponemos los huevos en un cuenco batimos y añadimos las verduras sofritas.

Para cuajar la tortilla pondremos unas gotas de aceite en una sartén antiadherente, calentamos bien hasta que humee, añadimos la mezcla de huevos y movemos la sartén para evitar que se pegue, bajamos el fuego y la cocinamos dependiendo del punto que nos guste, con ayuda de un plato damos la vuelta y dejamos cocinar.

Sorprende que si no lo sabes no imaginas que la tortilla lleva lechuga.







Para hacer tortillas sin temor a que se peguen necesitamos invertir en unas buenas sartenes, esta marca es la que estoy usando actualmente y tiene una calidad precio muy aceptable.