SOPA VERDE CAMPERA

mayo 12, 2021 | 7 Comentarios


En Estepona es famosa la sopa campera de la que ya os compartí mi receta y de la que os hablé brevemente, conocida en otras localidades como sopa de tomate porque se suele hacer en verano, que es cuando el tomate está en plena temporada y su sabor es el protagonista.

Este tipo de sopas campera nacen de  cuando la gente del campo preparaba la comida "tiraba" de los ingredientes que había según la época del año, o lo que tuvieran costumbre de cultivar.


 En la provincia de Málaga tenemos una gran riqueza de sopas, y digo riqueza porque son platos que no deben perderse, y es que con pocos y humildes ingredientes y la buena mano del o la  que cocinaba salían grandes platos, llenos de sabor y también de nutrientes, por que al final los ingredientes eran procedentes del propio cultivo de la gente del campo.


Aquí en Estepona la sopa campera mas conocida es la de verano, sin embargo, me cuentan unos amigos que se ha perdido la sopa de invierno o llamada sopa verde, está sopa es igual que la de verano pero sus ingredientes son los habituales de la época de invierno, las verduras "verdes", de ahí el nombre de sopa verde. 

Como siempre la sabiduría de la gente del campo de saber aprovechar los productos de temporada.


Yo no he hecho esta receta, pero si os voy a comentar cómo se prepara, por eso en esta ocasión no doy ingredientes exactos ni pesados, pero  os aseguro que con buena mano y buenos ingredientes podéis hacerla y no os defraudará, tiene un sabor potente por no hablar de propiedades y nutrientes, cuánto saber nuestros padres y abuelos!  con un plato de estos estaban alimentados para seguir con la dura tarea del campo.


Los ingredientes son los que da el campo, en este caso de los primeros meses del año, ajo, cebolla fresca, patatas, pimientos verdes, espárragos trigueros, habas, guisantes, aceite de oliva virgen extra, un buen pan cateto asentado y por supuesto unos huevos de gallinas felices.

El recipiente donde se termina y se sirve la sopa, un lebrillo de barro.


La elaboración de la sopa viene a ser, el pan a pellizco cortado y con las verduras arribas mencionadas, un sofrito con mucha paciencia y mucho cariño, un poco de caldo para que cueza un poco el sofrito y unos huevos cuajados, que  suele  uno por comensal.

También está ahí el truco del cocinero de saber calcular la cantidad necesaria para que la sopa no quede caldosa ni el pan quede seco.


Os dejo con las fotos de la sopa verde campera de Estepona hecha por Juan Horrillo.

Juan ha preparado la sopa con ingredientes malagueños    #consaboramalaga


El pan es de Coín, un pan cateto asentado ideal para este plato, importante cortar a pellizco y de tamaño bocado.


Las verduras son de cultivo propio, menos los espárragos que son del monte, y que dan un ligero punto de amargor característicos de estos, se empieza haciendo un sofrito con un buen aove también de la provincia, empezando por los ingredientes mas duros.


Es importante también el corte de la patata que tiene que ser rasgada para que suelte el almidón y dé un poco de cuerpo a la sopa.

Viendo el color del sofrito se entiende el nombre de sopa verde.


Aquí ya con el caldo para echar los huevos que se cuecen en unos minutos y después los sacamos para la hora de emplatar.


Ahora hay que echar el sofrito en el lebrillo con el pan y ir abriendo paso con una cuchara de madera para que se vaya calando el pan del caldo, vamos añadiendo sofrito y caldo, para mi es el punto mas difícil de la sopa. 






Terminado de unir todo se ponen los huevos por encima y se deja reposar unos minutos antes de emplatar, antiguamente se comía del mismo lebrillo.
La sopa se come con melón o uvas, es increíble lo que pega comer fruta con este plato.


Para acompañar esta sopa elegimos un vino blanco de Manilva, localidad muy cercana a Estepona donde se están haciendo muy buenos vinos, un blanco seco moscatel con toque afrutado que fresquito está delicioso Nilva


Un plato de esta sopa y una buena reunión como la que tuvimos es la mejor medicina para los tiempos que corren,  pasamos un rato que no tiene precio.

Después de un año duro estos momentos hay que valorarlos, decir también que estuvimos al aire libre cuidando todas las medidas sanitarias.


Si quieres comprar un lebrillo aquí tienes dos de  distintas medidas.


7 comentarios:

  1. Que rica tiene que estar, me encanta esta receta

    ResponderEliminar
  2. No habíamos oído hablar nunca de esta sopa, pero nos parece irresistible. Que ganas de probarla.

    ResponderEliminar
  3. Y con esos huevitos por encima, ¡que no se pierdan estas recetas de siempre!

    ResponderEliminar
  4. Está sopa era una incógnita para mí está ahora, solo con ver las imágenes me han entrado unas ganas irrefrenables de hacerla! gracias por tu receta

    ResponderEliminar
  5. Esa sopa con los huevos por encima es muy parecida a una menestra de verduras. Nunca la he probado en sopa, voy a probarla, tienes que estar muy rica

    ResponderEliminar
  6. Una sopa muy curiosa, me guardo la receta.
    Un abrazo
    Concha

    ResponderEliminar
  7. y lo bien que sientan las sopas como la sopa verde campera. qué buena!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mi, gracias!
Puedes seguirme en Instagram @isareinacocinaconreina