Salsa de champiñones y nata

marzo 29, 2024 | 3 Comentarios

 



Una salsa ideal para acompañar muchos platos...


En el Reto Tus Recetas el ingrediente votado de este mes ha sido la nata.


En mi caso este ingrediente lo uso mucho en mi cocina, además uso varias variedades, nata de montar, nata para cocinar, nata sin lactosa y nata vegetal.


Pensando el otro día, no recuerdo que mi madre cocinara con nata en mi infancia, que no digo que no existiera, pero mi recuerdo de salsas con nata o de nata en las recetas me viene sobre los 80, donde el famoso solomillo a la pimienta no faltaba en ninguna celebración, también para enriquecer las cremas de verduras , o en la pasta como salsa simulando la carbonara.

Por eso he querido hacer un poco un resumen de los distintos tipos de nata.


Diferencias entre distintos tipos de nata.


Nata para montar.

Su uso es en frío, sobre todo para postres, esta nata tiene que tener un mínimo de materia grasa si no quieres morir en el intento de montarla, yo te recomiendo mínimo 36%, mi marca de confianza es La Asturiana, no falla y no se baja con las horas, eso sí, sigue las instrucciones básicas sobre todo que debe usarse muy fría.


Nata para cocinar.

De materia grasa baja, mas suave de textura, es ideal para dar cremosidad a las cremas, también es la base de muchas salsas, a la pimienta, a las finas hierbas, a la mostaza.


La nata para montar también te sirve para usarla en caliente, la única diferencia es que es más grasa y tiene más textura, por lo que te saldrá la salsa más espesa pero queda muy bien.

Sin embargo la nata para cocinar no te servirá jamás para montar.


Conclusión, si vas a hacer una salsa y te has quedado sin nata para cocinar puedes usar nata para montar, te lo digo por experiencia.


Nata vegetal.

Normalmente es de soja, es para personas veganas o con problemas de alergias a la proteína de la vaca, sirve para salsas, no sirve para montar.


Nata para cocinar sin lactosa.

Esta es la que yo uso, tengo un poco de intolerancia a la lactosa y esta modalidad me sienta bien y tiene una textura ideal para salsas.


Y ahora vamos con la receta!


Necesitas:


1 cebolla pequeña

4 unidades de champiñón

1 brick de nata para cocinar

Sal y Pimienta

Brandy

2 cucharadas de salsa de soja

Un poco de sal

Aceite de oliva virgen extra


Preparación:


En una sartén con un poco de aceite freímos la cebolla picada, debemos tener paciencia en este paso porque la cebolla debe estar muy hecha.

Añadimos los champiñones troceados, rehogamos unos minutos, añadimos un poco de brandy y dejamos evaporar, echamos un poco de sal, añadimos la nata y la soja, cocemos unos minutos, probar para rectificar si fuera necesario.


Esta salsa es ideal para acompañar carnes o pescados.

Con unas patatas fritas o al microondas quedan ideales.

También puedes usarla para pasta o para cubrir una pizza.

Con arroz blanco también tienes un plato muy completo.


Y también te dejo el magnífico recopilatorio de recetas con nata que puedes ver pinchando aquí 




3 comentarios:

  1. Mmmmm la receta perfecta para acompañar unos solomillitos de pollo a la plancha, por ejemplo. Estoy salivando ya.

    ResponderEliminar
  2. Esta salsa es de mis favoritas...gracias por tu explicación sobre las natas. Besos

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mi, gracias!
Puedes seguirme en Instagram @cocina_con_reina