TARTA DE PIÑA Y COCO SIN HORNO

diciembre 10, 2020 | 3 Comentarios

 


Esta tarta llevo haciéndola varios años pero no la tengo publicada, y el motivo es que cuando la he preparado ha sido siempre cuando he tenido mucho jaleo de familia, ya sea Navidad o un cumpleaños, y nunca he podido hacer una foto decente, aunque a decir verdad es una tarta difícil de fotografíar.

Esta tarta es ideal para después de una comida copiosa, ya que es fresquita y nada dulce.

Si queréis hacerla mas grande que es la que yo suelo preparar, doblar cantidades y elegir un molde mas grande, esta tarta siempre es un éxito, asegurado, aunque igual no es la mas bonita.

Si quieres algo fácil para tu mesa de invitados esta es tu tarta!

Necesitamos:

1 bote de piña en su jugo de 500 gr. aprox.

250 ml de nata para montar

1 tarrina de queso  mascarpone

25 gr. de azúcar glass

18 bizcochos de soletilla

1 cucharada de coco rallado

1 cucharada de ron

He usado un molde rectangular tipo plumcake de 12 x 30.

Necesitamos:

Aunque yo he preparado esta tarta en thermomix, lo único que necesitas es unas varillas para montar la nata, que suele venir como un accesorio mas de cualquier batidora que tengas.

Preparamos el molde elegido, el mío era rectangular., tipo plumcake


Escurrimos la piña reservando el jugo que nos servirá para mojar los bizcochos.

En el jugo añadimos el ron.

Con la nata bien fría, junto con el queso y el azúcar glass montamos hasta que quede con consistencia cuidando que no se pase la nata.

En thermomix poner la mariposa y programar 20 segundos velocidad 4.

Con el vaso limpio trituramos la piña 20 segundos velocidad 6, añadimos el coco rallado.

Como al molde vamos a darle la vuelta vamos a forrarlo con film, poniendo la primera base de bizcochos previamente mojados en el jugo de la piña, cortamos adaptando los bizcochos según quepan.

Añadimos la mitad de la nata montada.

Ponemos otra capa de bizcochos y la siguiente capa será de la piña triturada, volvemos a poner capa de bizcochos, otro de nata, y terminando con bizcocho, nos debe quedar un poco de nata (como un vaso) para decorar después la tarta.

Tapamos con film y dejamos reposar en la nevera al menos 5 horas, mejor hacerla el día antes.


Damos la vuelta donde vayamos a servirla, y terminamos de cubrir y decorar con la nata restante, podemos decorar con guindas, o con bizcochitos rallado.

Si optamos por usar un molde redondo desmontable, haces lo mismo pero terminando con la nata que será la última capa y ya la parte de decoración.


Os garantizo que está deliciosa, nada dulce y muy fresca.


Con este molde salen alrededor de 4 o 6 raciones, depende del apetito.



3 comentarios:

  1. Que buena¡¡¡ me encantan este tipo de tartas, te la copio, besos

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado ,es sencilla y super refrescante.......me llevo un trocito y la receta para casa ¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Nueva suscriptora en tu página!!! me encanta lo que subes.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mi, gracias!
Puedes seguirme en Instagram @isareinacocinaconreina